Incrementar el valor al cliente mejorando la eficiencia:

ser Lean

Lean IT es una metodología que busca satisfacer al cliente incrementando el valor de negocio con menor coste financiero, reduciendo los desperdicios y creando una empresa ágil con capacidad de adaptación a los distintos retos del mercado. Abrazar este paradigma no es algo reservado a grandes empresas o a grandes presupuestos: sólo es necesario tener voluntad de mejorar contínuamente y la tenacidad de persistir en pequeños cambios que acabarán transformando a tu empresa.

No te puedes perder…

Para que puedas descubrir en qué consiste el Lean IT, hemos seleccionado una serie de contenidos imprescindibles que harán que puedas adoptar esta metodología y llevar al máximo a tu empresa.

 

Nuestro experto dice

“Debemos entender Lean como una filosofía, como una nueva manera de pensar en nuestros procesos productivos para focalizarlos a mejorar el valor del cliente y a que esta mejora se continua aunque se dé en pequeños pasos. Porque esa es la motivación de Lean: que la empresa pueda ofrecer valor a sus clientes y mejorar a cada momento su capacidad para hacerlo, a la vez que elimina del sistema todas aquellas actividades que no añaden ningún tipo de valor. Para que la implantación de Lean IT sea exitosa se debe orientar la prioridad en las personas que toman parte en ello y no en la tecnología. Una nueva mentalidad será necesaria, centrada en formar a las personas involucradas, mejorar la capacidad de resolver problemas o trabajar de forma autónoma como un equipo. Pero sobre todo Lean IT ha de girar entorno a sus clientes, a lo que necesitan y demandan para atraerlos y mantenerlos. Lean IT permite entregar el mayor valor posible a los cli- entes, pero también garantizar que las actividades innecesarias que puedan empañar este valor sean eliminadas. Identificar estos despilfarros y optimizar nuestros sistemas de información es clave para hacer sostenible y competitiva nuestra empresa. Lean IT generará con el tiempo tres grandes beneficios para quien apueste por él: un mayor valor para el cliente, una mayor valor estratégico y un mayor valor financiero para la empresa, capaz de generar valor minimizando costes.”

Jordi Rojas – IT Manager en Raona