La Business Intelligence (BI) ha realizado un salto de aplicación de nichos establecidos como el Marketing y las Finanzas, a otros departamentos y funciones de las empresas también imprescindibles como por ejemplo la gestión de los Recursos Humanos.

El BI ha despertado de tal manera que muchas empresas han implantado herramientas de este tipo. Sin embargo, los expertos aseguran que la aplicación del BI en gestión de personas está en una fase incipiente y descubren la próxima gran revolución empresarial recopilar grandes cantidades de datos sobre los trabajadores, analizarlos de manera adecuada y usar la información resultante para generar beneficio para el negocio.

Los departamentos de RRHH han acumulado tradicionalmente gran cantidad de datos sobre las personas , pero desde la aparición del el Big Data esta recopilación ha crecido exponencialmente hasta el punto que se pueden recoger las competencias de cada persona, el uso de recursos, el tiempo y el coste de cada reclutamiento y las tendencias salariales entre otros cientos de campos informativos.

Además, en la actualidad, existen muchas herramientas de BI que permiten la recopilación y análisis de datos sobre nuestros empleados y que son “user-friendly”. Hasta muy recientemente, las herramientas de recolección y análisis de datos eran cosa de personas con conocimiento especializado, mientras que hoy en día no hace falta ser técnico para poder manejar estos programas.

Otro gran avance de las herramientas del BI ha sido que, además de recopilar datos actuales (rendimiento, salarios, promociones…), estas herramientas prometen “aprender” con el tiempo, ofrecen un conocimiento profundo de la organización y sus miembros, y usan datos de resultados anteriores para predecir resultados futuros. De esta manera, pueden hacer predicciones a futuro sobre productividad o sobre cuánto tiempo permanecerá en la empresa un trabajador concreto, por ejemplo.

 

De esta manera, pueden hacer predicciones a futuro sobre productividad o sobre cuánto tiempo permanecerá en la empresa un trabajador concreto

 

La siguiente fase en el desarrollo de la HRBI (Human Resources Business Intelligence o inteligencia empresarial para Recursos Humanos) supondrá que estas herramientas dejarán de ser “proveedores de informes” para pasar a ser identificadores proactivos de problemas y oportunidades que impulsarán la toma de decisiones estratégicas de la empresa. Algunos expertos auguran que el BI y el Big Data serán útiles incluso para asegurar la atracción y retención de los mejores, de ahí que hayan dado en llamarle también Talent Analytics.